Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
93 461 31 91 - 606 009 387
93 461 31 91 - 606 009 387

Dr.Holon de febrero

21-02-2022

Dr.Holon de febrero
Durante esta etapa de epidemia muchos hemos sentido coartadas nuestras libertades. Restricciones de todo tipo, de movimiento, de horarios, de hábitos cotidianos…, pero lo hacíamos por un bien común y sobre todo para nuestra supervivencia. Y las personas en colectivo preferimos la obediencia como garantía para evitar el estrés.

Y ahora por suerte, la epidemia remite, y resulta que ya podemos salir, que quizás nos podremos sacar la mascarilla y podremos volver a nuestros hábitos anteriores. Y de repente, esta libertad nos da un poco de miedo, nos estresa. ¿Nos quitamos ya la mascarilla? ¿Puedo ir a un espectáculo con el aforo al 100%? En las escuelas se han acabado los confinamientos, y ahora, ¿qué puede pasar? Apostar por la libertad siempre es como un salto al vacío. Y esta incertidumbre, este cambio, siempre puede ser motivo de estrés.

Peter Sloterdijk, filósofo alemán que ha escrito el libro “Estrés y libertad”(2017) dice que la libertad es la disponibilidad para lo improbable. También es la rebelión contra lo que es ordinario. No obstante el individuo está abocado a amoldarse a la cantidad de estrés que puede tolerar en lugar de romper con el orden imperante.

Se ha dicho que el miedo es el factor más importante para quitarnos la libertad y que siempre la libertad es el privilegio de elegir lo mejor, no lo que es más fácil. Porque ser libre, la mayoría de las veces, requiere un esfuerzo, se tienen que tomar decisiones, y hacer cambios que pueden ocasionarnos estrés, pero si no lo hacemos, viviremos ahogados por los miedos que no nos dejarán avanzar, que nos harán sufrir y que nos darán una pobre existencia, sin esperanza.

Atrevámonos a ser libres, a pesar del grado de estrés que nos pueda ocasionar, y comprobaremos que cuando dejamos parte de nuestros miedos, nos sentimos más ligeros y que la vida ¡vale mucho la pena!
  • Dr. Holon de abril

    Soledad y estrés


    Esta soledad, me matará, decía una paciente en la consulta. Y no solo ella si no otros han expresado que se sienten solos y que esto les hace sentir mal, se estresan. Llegan fiestas y no pueden quedar con nadie, porque la gente se va y se quedan sólo acompañados de su soledad.

  • Dr. Holon de octubre

    Dolor y estrés

    Todos en algún momento de la vida hemos sufrido algún dolor. De tipo físico, un dolor de muelas, de cabeza, un golpe… o de tipo mental y emocional como las pérdidas de todo tipo. El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable, que pueden experimentar todos aquellos seres vivos que tienen un sistema nervioso central.
  • Malestar en el trabajo

    El estrés y la ansiedad van ganando terreno en el mundo laboral. Y no solo en las grandes empresas, sino también en el funcionariado y en medianas y pequeñas empresas. Ciertas formas de organización del trabajo, la intensificación de las tareas, la tecnificación, las reestructuraciones permanentes, la precariedad, la incerteza del financiamiento y especialmente la falta de reconocimiento del trabajo, son un caldo de cultivo para el estrés laboral.