Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Risa y estrés

22-07-2020

Risa y estrés
Reír:
• Baja los indicadores relacionados con el estrés como el cortisol y la adrenalina
• Incrementa la producción de anticuerpos y la activación de células protectoras como los linfocitos que producen inmunidad
• Reduce los niveles de colesterol, de azúcar y regula la presión sanguínea
• Produce la liberación de endorfinas cerebrales que disminuyen el dolor
• Favorece la digestión al aumentar la contracción de los músculos intestinales
• Nos libera del miedo y la angustia y aplaca la ira.

Aristóteles ya decía: reír es un ejercicio valioso para la salud. Según un dicho anónimo: al nacer ya sabemos llorar, necesitamos aprender a reír. La risa aparece hacia los cuatro meses de nuestra vida, mucho antes que el habla, y es un mecanismo de comunicación que utilizamos para mantener lazos sociales. La risa es contagiosa.

Estrategias para reír más si la vida no nos da suficientes motivos:
• Ver películas o series de risa
• Salir con amigos y conocidos para pasar un buen rato
• Buscar el lado divertido de las cosas antes de quejarse
• Sonreir sin ganas
• Practicar la risoterapia

Este verano, en vacaciones, aprovechemos el buen tiempo, estar al aire libre, con familia, amigos y conocidos y procuremos reír todo los que podamos. Y hacer como el Dalai Lama que dice: Mi entretenimiento favorito? Reír!


  • Plantas adaptógenas para el estrés

    Plantas adaptógenas para el estrés

    Empezamos el año con nuevas expectativas pero también a veces con el cansancio de estos días tan intensos emocional y físicamente. Puede que uno de los propósitos del 2020 sea no ir tan estresados, pero probablemente cuando volvamos a coger el ritmo, vendrán las prisas y difícilmente podremos cambiar de un día para otro nuestro estilo de vida.


  • Miedo, ansiedad y angustia

    Miedo, ansiedad y angustia

    Todos hemos tenido miedo alguna vez, y seguramente ante situaciones diferentes. La oscuridad cuando somos niños nos suele causar miedo y en algunas ocasiones también cuando somos adultos. El miedo es una emoción, un sentimiento producto de una respuesta instintiva que no podemos controlar. Y esta respuesta es vital, porque nos permite actuar ante ciertas situaciones que pueden amenazar nuestra existencia. El miedo produce energía para reaccionar ante amenazas y puede hacer que saquemos fuerzas inmensas y que el cuerpo rinda de una manera poco habitual. El miedo provoca un comportamiento similar en seres humanos y en los animales: evitar, mirar hacia otro lado, bajar la mirada, huir o agarrarse a alguien para protegernos. Estas reacciones son instintivas y ni las pensamos, no las podemos controlar.


  •   Miel, ansiedad y estrés

    Miel, ansiedad y estrés

    Actualmente se sabe que la miel es un prebiótico rico en oligosacáridos que aumentan la microbiota intestinal, antes llamada flora bacteriana, de manera natural. Tomando miel mejoramos la salud digestiva, reforzamos el sistema inmunitario y podemos también mejorar nuestro estado de ánimo, porque del 80 al 90% de la serotonina se produce en el tracto gastro-intestinal. La serotonina es un neurotransmisor fundamental para el buen funcionamiento del sistema nervioso central y es el responsable de mantener en equilibrio nuestro estado de ánimo. Por este motivo, popularmente, la serotonina se conoce como la hormona de la felicidad y el bienestar.