Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
93 461 31 91 - 606 009 387
93 461 31 91 - 606 009 387

Dr. Holon de septiembre

03-09-2021

Dr. Holon de septiembre
Investigaciones como la de Paul Mills de la Universidad de California corroboran que la gratitud beneficia incluso la salud en general.

La gratitud refuerza los lazos sociales, ya que liga los individuos por sus acciones y por tanto refuerza el sentimiento de pertenencia. Promueve el altruismo, reduce la agresividad y ayuda a construir y profundizar las relaciones interpersonales. El hecho de que los humanos puedan tener este sentimiento se debe a una ventaja evolutiva, porque reforzó los vínculos sociales de nuestros antepasados.

En épocas de crisis, de dificultades, puede parecer que todo es negativo, pero también nos podemos centrar no sólo en lo que hemos perdido sino en lo que tengo aún ahora mismo, en los pequeños placeres que hacen que la vida valga la pena. La gratitud puede amortiguar el estrés y reducir los efectos negativos de los sentimientos desagradables.

Tanto en el caso de la gratitud como en el de la conciencia plena, que viene de un trasfondo cultural diferente, se trata de dirigir la atención hacia algo y vivir en el aquí y ahora. Pero mientras que en la conciencia plena no valoramos las cosas, sólo las percibimos, en la gratitud es importante la valoración positiva.

La persona que recibe el agradecimiento mejora su autoestima, porque ve valorados sus actos.
Existen palabras concretas como "gracias", y así se enseña a los niños cuando reciben un favor. Y el donante responde "de nada" para quitar importancia a la deuda.

Sean cuales sean las circunstancias la gratitud nos ayudará a no perder de vista las cosas buenas, a valorarlas y ganar confianza.

Por lo tanto no escatimemos los agradecimientos, utilizemos las palabras de gracias, por favor y de nada, y hagamos la vida más agradable para los demás y para nosotros mismos y así rebajaremos nuestro estrés y viviremos más felices.

Y muchas gracias por leer estos comentarios.
  • Malestar en el trabajo

    El estrés y la ansiedad van ganando terreno en el mundo laboral. Y no solo en las grandes empresas, sino también en el funcionariado y en medianas y pequeñas empresas. Ciertas formas de organización del trabajo, la intensificación de las tareas, la tecnificación, las reestructuraciones permanentes, la precariedad, la incerteza del financiamiento y especialmente la falta de reconocimiento del trabajo, son un caldo de cultivo para el estrés laboral.

  • El uso de los sentidos

    Hacer uso de todos los sentidos nos relaja y provoca una mejor conexión con nosotros mismos y con el entorno.
  • ¡Bienvenida primavera!

    Si sufrimos estrés, nuestro sistema inmunitario se altera y se puede agravar o intensificar las reacciones alérgicas y seremos más propensos a contraer enfermedades. Podemos entrar en un círculo vicioso de a más estrés más alergia y a más alergia más estrés. Con el cambio de estación también nuestro cuerpo  experimenta cambios hormonales  y puede haber recaídas en la gente que sufre depresiones, trastorno bipolar, esquizofrenia y cuadros de ansiedad.