Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
93 461 31 91 - 606 009 387
93 461 31 91 - 606 009 387

Dr. Holon de septiembre

03-09-2021

Dr. Holon de septiembre
Investigaciones como la de Paul Mills de la Universidad de California corroboran que la gratitud beneficia incluso la salud en general.

La gratitud refuerza los lazos sociales, ya que liga los individuos por sus acciones y por tanto refuerza el sentimiento de pertenencia. Promueve el altruismo, reduce la agresividad y ayuda a construir y profundizar las relaciones interpersonales. El hecho de que los humanos puedan tener este sentimiento se debe a una ventaja evolutiva, porque reforzó los vínculos sociales de nuestros antepasados.

En épocas de crisis, de dificultades, puede parecer que todo es negativo, pero también nos podemos centrar no sólo en lo que hemos perdido sino en lo que tengo aún ahora mismo, en los pequeños placeres que hacen que la vida valga la pena. La gratitud puede amortiguar el estrés y reducir los efectos negativos de los sentimientos desagradables.

Tanto en el caso de la gratitud como en el de la conciencia plena, que viene de un trasfondo cultural diferente, se trata de dirigir la atención hacia algo y vivir en el aquí y ahora. Pero mientras que en la conciencia plena no valoramos las cosas, sólo las percibimos, en la gratitud es importante la valoración positiva.

La persona que recibe el agradecimiento mejora su autoestima, porque ve valorados sus actos.
Existen palabras concretas como "gracias", y así se enseña a los niños cuando reciben un favor. Y el donante responde "de nada" para quitar importancia a la deuda.

Sean cuales sean las circunstancias la gratitud nos ayudará a no perder de vista las cosas buenas, a valorarlas y ganar confianza.

Por lo tanto no escatimemos los agradecimientos, utilizemos las palabras de gracias, por favor y de nada, y hagamos la vida más agradable para los demás y para nosotros mismos y así rebajaremos nuestro estrés y viviremos más felices.

Y muchas gracias por leer estos comentarios.
  • Dr. Holon de abril

    Relaciones en tiempo Covid y estrés

    El estrés y los problemas forman parte de cualquier relación de pareja, en situaciones normales. En época de confinamiento, los problemas se agravan por una serie de circunstancias como estar mucho tiempo juntos sin espacio propio, problemas económicos que pueden acabar comportando violencia de género, divergencias en el miedo a la enfermedad (uno tiene miedo y el otro no ), falta de contacto con otros familiares o amigos, falta de tiempo libre y libertad para poder ocupar estos tiempos con actividades que nos gustan y nos desestresen y que ahora no podemos hacer, y también exceso de comunicación virtual y aumento de las adicciones.


  • Fiestas navideñas, estrés y procrastinación

    Cuando llegan estas fechas de las fiestas navideñas, es época de vacaciones escolares, encuentros con los compañeros de trabajo, reuniones familiares, con amigos, de compras, de planificación de los días de fiesta... y todo ello, nos trastorna la rutina diaria. El hecho de coincidir con el final de año, nos proporciona la excusa perfecta para dejar de lado todas aquellas cosas que nos quedaban pendientes y no tenemos ninguna ganas de hacerlas. Y nos decimos que ya las haremos cuando empiece el año, y las dejamos para más adelante, para cuando volvamos a la actividad diaria. Esto se llama procrastinación.

  • ¿Estrés o Hygge?

    Practicar hygge es lo contrario a estresarse. Es un arte de vivir, es una filosofía, es un concepto, es un sentimiento que permite apreciar los pequeños momentos de la vida diaria y aprender a privilegiarlos dándonos una sensación de confort y seguridad.