Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
93 461 31 91 - 606 009 387
93 461 31 91 - 606 009 387

Dr. Holon de enero

11-01-2021

Dr. Holon de enero
La famosa luz al final del túnel, metáfora de la que se hace uso hasta el aburrimiento, no la vemos ni por casualidad, y parece que esto no tenga fin, y nos distraen con un baile de datos que ya nadie entiende y que tampoco nos aclara demasiado el panorama general. Y toda esta incertidumbre, las malas noticias, la falta de proyectos futuros, la sensación de estar suspendidos en una nube que no nos deja ver nada claro y que nos inseguritza, todo ello nos estresa y mucho.

Esta situación, no la hemos provocado nosotros, aunque muy a menudo nos tratan de irresponsables porque no hacemos bien las cosas que nos dicen, que cambian continuamente, por lo que a veces nos puede parecer que cambian aleatoriamente porque no le acabamos de encontrar demasiado el sentido. El virus ha aparecido y ha cambiado la vida a la que ya estábamos acostumbrados. La ciencia, en la que la sociedad actual tenía tantas esperanzas, se ha visto desbordada por este virus desconocido y por las presiones de la sociedad y los mismos gobiernos. Ahora tenemos vacunas, de las que aún no conocemos bien los efectos ni la inmunidad que dan, pero ahora falla la logística y parece que no se ponen al ritmo que convendría. La verdad es que estamos ¡hartos de todo !. Y encima, hace frío, llueve y nieva, hace días que no vemos el sol y hay lugares que están sufriendo cortes de la corriente eléctrica. Y es que ya estamos ¡muy hartos!.

La seguridad en la que parece vivíamos en el mundo occidental, ha desaparecido por el momento, y eso nos cuesta aceptarlo. Y de hecho, hay muchos países donde la inseguridad forma parte de la vida: terremotos, inundaciones, luchas tribales, guerras, hambre ... y ¡sobreviven! Han aprendido a sobrevivir en condiciones realmente adversas. Son resilientes.

Y ¿qué entendemos por resiliencia? La resiliencia psicológica es la capacidad que tiene una persona para resistir y afrontar situaciones traumáticas, es la aptitud para reaccionar positivamente ante las dificultades, en pocas palabras es poder reponerse de las adversidades que la vida nos trae.

Y ¿cómo podemos ser más resilientes ?:

• Teniendo relaciones significativas en nuestro entorno: amigos, familiares ...
• Haciendo planes realistas y marcándonos objetivos alcanzables en la situación actual
• Aceptar que el cambio es imprescindible y no tener miedo a tomar decisiones
• No perder la perspectiva: que algo vaya mal, no quiere decir que toda la vida vaya fatal
• Mantener una visión positiva de nosotros mismos

Y aplicar la filosofía del aquí y ahora. Aceptar lo que ahora y hoy pasa y disfrutar de las pequeñas cosas buenas diarias. Y pensar que todo pasa con el tiempo y que vendrán tiempos mejores. La resiliencia requiere paciencia y resistencia sin perder la esperanza. Y de esta manera podremos evitar sufrir un estrés crónico, que nos debilita, nos enferma y nos deja sin fuerzas, porque bajamos mucho el rendimiento, para afrontar la vida y los nuevos tiempos que seguro vendrán y serán mucho mejores que los que estamos pasando ahora.

  • Estrés y microbiota

    El estrés actúa directamente sobre el equilibrio de los microorganismos que viven en el intestino. Puede cambiar la composición, diversidad y cantidad, aumentando las bacterias menos beneficiosas y afectando al sistema inmune.
  • Dr. Holon de marzo

    Ya es primavera y seguimos confinados y quizás estresados

    La segunda primavera que nos pilla confinados y mucho más cansados después de un año de pandemia, de renuncias, de incertidumbres, de noticias contradictorias, de anuncios apocalípticos y de hablar de luces al final del túnel, que parece muy largo. Y toda esta situación acaba causando estrés crónico a muchas personas.
  • Risa y estrés

    De un tiempo a esta parte, las noticias del día a día no nos dan muchos motivos para reír, y vivimos en unos momentos de incertidumbre, inseguridad y miedo, en mayor o menor grado, que no nos permiten hacer planes de futuro con ilusión. Y todo esto nos estresa.

    Nos estresamos no sólo porque trabajamos mucho, tenemos mucha actividad, incluso falta de actividad, o nos enfrentamos a una amenaza, sino que nos estresamos cuando esto lo vivimos emocionalmente como una sobrecarga que supera nuestra capacidad de resistencia. El estrés es, en definitiva, dice el doctor Daniel López Rosseti, la noción consciente de un esfuerzo adaptativo a las circunstancias de la vida que se vivencia emocionalmente como un sufrimiento. El sinónimo de estrés es sufrimiento.

    Numerosos estudios realizados desde 1980 por neurólogos, psicólogos o psiconeuroinmunólogos como el Dr. Provine o el Dr. L.S. Berk demuestran los efectos positivos de la risa que nos ayudan a gestionar el estrés y obtener un mayor bienestar.