Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
93 461 31 91 - 606 009 387
93 461 31 91 - 606 009 387

Ansiedad y estrés en el mundo de los piips ...

02-05-2018

Ansiedad y estrés en el mundo de los piips ...
Estos sonidos, que desconocían las generaciones anteriores, pueden llegar a agravar el estrés y la ansiedad. ¿Por qué? Porque nos mantienen en un estado de alerta permanente. Nos levantamos con algún tipo de aviso electrónico, seguimos con los avisos de la tostadora, la cafetera, la lavadora... Aún no hemos salido de casa y ya llevamos unos cuantos piips, como el de la alarma de seguridad.
Si cogemos el coche, el piip del cinturón, y otros, según el modelo (marcha atrás, obstáculo, ruedas rectas...), nos acompañan. Por la calle, el piip de algunos semáforos, los de los bocinas, y los de los transportes públicos. Llegamos al trabajo, y ya tenemos el piip de fichar si lo hacemos, el del ordenador, la fotocopiadora, y otras máquinas que podamos utilizar. Si algún día nos queremos entretener podríamos contar la cantidad de avisos sonoros que llegamos a oir desde la mañana hasta la tarde. Quedaríamos horrorizados, y lo peor del caso es que de la mayoría no somos ni conscientes.
Todos estos piips presuntamente son para facilitarnos la vida, avisarnos, evitar accidentes.... pero en el fondo nos hacen estar en alerta constante. Y mantenernos siempre en este estado nos puede llevar a sufrir estrés crónico. Si ya sufrimos una cierta ansiedad, estos piips cotidianos pueden agravarla.
Es cierto que muchos piips nos ayudan en las actividades diarias, pero en algún momento deberíamos tomar conciencia de la cantidad de avisos que recibimos durante el día, y en la medida de lo posible quedarnos con los indispensables para nuestra seguridad.
Y de vez en cuando busquemos espacios libres de los piips, a no ser que sean de algún pájaro. Dediquemos un tiempo a no estar pendientes de ningún aviso, intentemos dejar nuestra mente en blanco y olvidémonos de los toques de atención aunque sean bien intencionados. Porque los piips de alarma, aunque estamos acostumbrados, los identificamos como avisos para actuar. Y estar siempre listo para actuar es potenciar la ansiedad.
 
 
  • Dr. Holon de febrero

    Estrés y fractales


    Fractal viene del latín "fractus" y significa quebrado o fracturado, y es un objeto geométrico que su estructura básica, fragmentada o aparentemente irregular, se repite a diferentes escalas.
  • Dr. Holon de marzo

    Ya es primavera y seguimos confinados y quizás estresados

    La segunda primavera que nos pilla confinados y mucho más cansados después de un año de pandemia, de renuncias, de incertidumbres, de noticias contradictorias, de anuncios apocalípticos y de hablar de luces al final del túnel, que parece muy largo. Y toda esta situación acaba causando estrés crónico a muchas personas.
  • Estrés y decrecimiento

    Después de estos días de fiestas, donde el consumismo vive uno de los momentos álgidos del año y sigue con la época de rebajas incitándonos para que no bajemos el ritmo de gasto, acabaremos enero con fríos invernales y las cuentas y ahorros a bajo cero. Y eso no nos ayudará en nada a controlar nuestro grado de estrés.