Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
93 461 31 91 - 606 009 387
93 461 31 91 - 606 009 387

Dolor y estrés

14-03-2016

¿Puede provocar dolor el estrés? Me dijo sorprendida una paciente que hacía tiempo que sufría dolor crónico. El estrés agudo anula el dolor porque en momentos donde está en peligro la supervivencia, la respuesta es luchar o huir, el cerebro elimina la sensación de dolor para poder salir corriendo o luchar sin tener en cuenta el daño que pueden ocasionar las heridas o golpes recibidos en la marcha o ataque.
 
El dolor nace en el cerebro y nos avisa de los peligros. Los griegos decían que el dolor era como un perro guardián que ataca cuando nuestro organismo ha de hacer frente a un peligro externo o interno, y es el dolor que nos obliga a retirar la mano del fuego, a parar de comer un alimento que no nos sienta bien o refugiarnos de una granizada. El dolor se puede controlar de manera consciente a través de la mente, así como lo hacen los faquires que pueden controlar el tiempo y la intensidad del dolor.
 
Pero cuando sufrimos estrés crónico, nuestro rendimiento baja estrepitosamente y podemos caer en una depresión. El estado de ánimo negativo puede agudizar también el dolor porque la depresión en sí, afecta a la percepción del dolor. La fibromialgia y fatiga crónica a menudo van unidas a estados de estrés crónico.
Se ha descubierto recientemente un circuito en el cerebro y la médula espinal que actúa como “control de volumen” del dolor, ajustando la intensidad la cuál percibe cada persona en un momento dado. Y diversos experimentos demuestran que las influencias cognitivas actúan sobre este circuito. De manera que la interpretación catastrófica, es decir, pensar que el dolor es insoportable aumenta la percepción del dolor, en cambio las expectativas de una recompensa (comer, sexo y otros incentivos naturales), disminuyen la sensación de dolor.
 
¿Así cree, Doctor, que tengo dolor porque sufro estrés crónico? Lo que le puedo decir es que además de averiguar la causa del dolor, gestionar el estrés crónico y la ansiedad, le disminuirá la percepción del dolor porque la esperanza de una curación de lesiones dolorosas acelera la recuperación.
  • Estrès y Ikigai

    El grado de estrés y ansiedad de la población en general va en aumento. Casi todo el mundo conoce el significado de ataque de pánico que es la culminación de un alto grado de ansiedad. Según el estudio “Percepción y hábitos de la población española alrededor del estrés” realizado en el 2017 por el laboratorio Cinfa y avalado por la Sociedad Española para el estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), nueve de cada 10 personas en España ha sentido estrés en el último año y 4 de cada 10 ha sentido estrés frecuentemente o de manera continuada.
  • Estrés y microbiota

    El estrés actúa directamente sobre el equilibrio de los microorganismos que viven en el intestino. Puede cambiar la composición, diversidad y cantidad, aumentando las bacterias menos beneficiosas y afectando al sistema inmune.
  • Dr. Holon de enero

    Estamos hartos y esto nos provoca estrés

    Y no sólo estamos hartos, tras las fiestas, de turrones y otras golosinas, sino que estamos hartos de la situación pandémica, de la incertidumbre, de las noticias contradictorias, de estar pendiente de hoy que van a decir y cómo nos afectará a nuestra vida diaria. Y por si fuera poco, el tiempo también se alía provocando nevadas y otras inclemencias meteorológicas que dificultan también el día a día.