Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Actividad física, ansiedad y estrés

05-05-2017

Llega el buen tiempo y parece que invita a movernos más. La primavera viste de colores, olores y sonidos la naturaleza. En las ciudades también llega este cambio estacional. Y nos apetece más pasear o ir a andando de un lugar a otro. El ejercicio físico que realizamos, mejora el funcionamiento de los diferentes sistemas corporales, como el cardiovascular, locomotor, metabólico, endocrino y nervioso. La CAMFIC (Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria) calcula que la inactividad puede ser la causa principal del 21% de los cánceres de mama y colon del mundo y del 27% de las patologías diabéticas y está también detrás de uno de cada tres ataques de corazón.

La práctica regular del ejercicio físico ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo y aumenta la sensación de bienestar, disminuyendo la ansiedad.  Por ello, a menudo después de un paseo regresamos a casa con las ideas más claras y dormimos mejor.

Mientras se realiza la actividad, podemos conseguir evadirnos de las preocupaciones y mejoramos la sensación de seguridad y control sobre uno mismo y el entorno. El contacto con olores, colores y sonidos, e incluso texturas diferentes, agudiza nuestros sentidos y nos relaja y desestresa.

Abramos la ventana, olfateemos la primavera y salgamos a mover el cuerpo, a estimular nuestros sentidos y a liberar nuestra mente de preocupaciones. Y hagámoslo gradualmente. Aumentemos la duración de la actividad cada día y evitemos sobreesfuerzos. Nuestro cuerpo y mente nos lo agradecerán y saldremos renovados.
  •  Medicina integrativa

    Medicina integrativa

    Para curar el estrés y la ansiedad me han dicho que va muy bien la medicina integrativa. ¿Es verdad Dr. Holon? ¿Qué tiene de diferente esta medicina?


  • Plantas adaptógenas para el estrés

    Plantas adaptógenas para el estrés

    Empezamos el año con nuevas expectativas pero también a veces con el cansancio de estos días tan intensos emocional y físicamente. Puede que uno de los propósitos del 2020 sea no ir tan estresados, pero probablemente cuando volvamos a coger el ritmo, vendrán las prisas y difícilmente podremos cambiar de un día para otro nuestro estilo de vida.


  •  El segundo cerebro

    El segundo cerebro

    Estudios recientes nos confirman que en el sistema digestivo, nuestros intestinos, son como un segundo cerebro. Es cierto que en los intestinos se segregan neurotransmisores como la serotonina (80% del total) y otros que condicionan nuestro estado emocional.