Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Adolescencia y autoestima

12-03-2019

Adolescencia y autoestima
Día: Lunes 8 de abril 2019

Hora: 20.10h

Precio: 10 euros

TALLER ESPECIAL PADRES.


De los 10 a los  21 años se hace el tránsito de la infancia a la edad adulta. Durante este proceso evolutivo se producen cambios en el desarrollo físico, cognitivo -intelectual, afectivo y social. Se va adquiriendo más autonomía y  pensamientos y opiniones propias. Para conseguirlo es fundamental tener un buen nivel de autoestima.

 

En esta etapa el adolescente intenta buscar su  propia identidad, y se generan dudas, desequilibrios, y sobretodo retos. Es un proceso  único en cada persona y se produce en los diferentes espacios (familiares, escolares, en la calle, en los medios de  comunicación...)

Los  adolescentes necesitan autoafirmarse, valorar sus capacidades, establecer límites, sentirse  aceptados, y tienen que tomar decisiones y tener responsabilidad. Es una época de mucho estrés, porque a veces las demandas superan las propias capacidades y más en el mundo actual, donde todo tiene que ser inmediato e intenso. ¿Y los padres y madres, familiares, profesoras y profesores, amigos, como pueden ayudar a los jóvenes que se encuentran en este ciclo vital?

 

Los cambios a nivel físico que se producen y el desarrollo intelectual y afectivo, inciden muy directamente en la autoestima.

 

La visión que cada uno tiene de las propias habilidades, características y cualidades crea la autoestima que es como nos sentimos con nosotros mismos. La autoestima implica ser respetuoso  con uno mismo y con los demás.

 

La autoestima se puede potenciar fortaleciendo vínculos afectivos con uno mismo y con los otros, valorándose como una persona con los defectos y virtudes propias, sintiendo el reconocimiento de los otros (familia, compañeros, amigos...), huyendo del perfeccionismo, adquiriendo una  actitud positiva frente a los retos y aprendiendo a comunicarse de manera asertiva.

 

Plantear objetivos realistas, aprender a aceptar las críticas constructivas, ser flexible ante diferentes puntos de vista y aprender a gestionar bien el tiempo ayuda a tener la autoestima equilibrada. Y en ésta etapa tan decisiva en la vida como es la adolescencia cuidar la autoestima es fundamental para llegar a ser un adulto feliz.